10 de enero de 2009

Comienzo

Llegó el momento. Ese que he estado esperando meses, quizás años. El que tantos han intentado describir con todo detalle, para el que me han animado y me han prevenido, para el que sobran las indicaciones y faltan las certezas.

Las maletas están semicerradas y las pistas se han descongelado. Unas pocas horas de sueño son lo único que me separa del cambio más radical al que me he enfrentado nunca, y, sorprendentemente, estoy tranquila. Soy consciente de que cruzar la puerta de embarque marcará un comienzo, y de que la despedida no alcanzará para comprender todo lo que dejo atrás. El regreso será el de una persona diferente, a un entorno cambiado y en unas circunstancias distintas. Al menos, ese era el plan. Ahora mismo toda esa racionalización de mi desarrollo personal me parece absurda, y sólo creo en dejar que esta historia se escriba, y que vaya escribiendo sobre mi.

No hace falta conocerme mucho para saber que siempre tardo demasiado, y que siempre llego tarde. Necesito tiempo para reflexionar, para expresar todas esas cosas que van perdiendo gran parte de su sentido al verbalizarlas. Contar las historias con calma, ir acostumbrándome al sabor del café aguado sin dejar de dibujar círculos con la cucharilla.

Ahora sí, estoy lista para el despegue.

In the aeroplane over the sea - Neutral Milk Hotel

10 comentarios:

  1. Peke!! Me encanta tu blog! Ahora estarás sobrevolando el atlántico!!! Espero que llegues bien y sea toda una aventura...

    espero tus noticias!!!!!

    Te acompañaré en el mismo huso horario en 15 días!!!! muak!

    ResponderEliminar
  2. Veo que todos hemos tenido la misma idea. Nada mejor que un blog para plasmar pro escrito una pequeña parte de la experiencia. Te seguiré por aquí. Mucha suerte y DISFRUTA!

    ResponderEliminar
  3. Per què jo hauria escrit el mateix?
    muà!

    ResponderEliminar
  4. Ánimo americana, actualiza con regularidad y ganarás un fan, me lo apunto en favoritos.

    Saludos desde Paggí (escrito fonéticamente, claro)

    ResponderEliminar
  5. Andrés & Lara12 de enero de 2009, 11:59

    ¡Hola Lucía! Esperamos que te vaya inmejorablemente bien en los Estados Unidos de América: que bailes mucho "breakdance", que tomes cada día un costillar a la brasa lleno de salsa barbacoa, que ondees banderitas como Dios manda, que el café te sepa a agua de alcantarilla, que pienses que España está en Sudamérica, que conduzcas coches grandes, que compres un arma, que te gusten las películas de Adam Sandler, que el dorso de una caja de cerillas te lleve a algún bar de mala muerte o club de striptease, que resuelvas tus casos cuando te retiren la placa, que pongas "Lucia was here" en los conductos de ventilación mientras los terroristas te persiguen y saluda a Obama de nuestra parte cuando te esté felicitando por salvar el país de la última amenaza extraterrestre-nuclear-islámica... ¡Empápate, mujer! ¡Besazos! Andrés y Lara.

    ResponderEliminar
  6. Ojalá que tu aventura americana no termine en México (donde acaban la mayoría de aventuras americanas).
    Espero que hayas tenido un buen viaje, ahora te queda la mejor parte!
    Un abrazazo!
    - Peter Wastall

    ResponderEliminar
  7. ¡Wellcome! ¿Qué tal la llegada? ¿Has conocido ya a la gente? ¿Cómo pones tus noticias para que salgan en el blog? ¡Cuántas preguntas! hahha... MUCHA SUERTE Y A DISFRUTAR

    ResponderEliminar
  8. Número 1: Anda que avisas...

    Número 2: Llamaré a tu madre para ver qué tal has llegado y cómo está.

    Número 3: Todo lo que pueda decir ya lo han dicho Andrés y Lara. Así que me uno a ese comentario de manera espontánea.

    Número 4: El viernes me zampé un Happy Meal. Vamos, que ya empiezo a devorar comida, as usual.

    Número 5: Te echo de menos.

    Número 6: Te echo de menos.

    Número 7: Te echo de menos...

    ResponderEliminar